Alfombra infantil, ¡que manualidad más divertida!

Los niños son creativos por naturaleza. Aman imaginar nuevos mundos y hacer cosas con sus propias manos. Entonces, ¿se os ocurre alguna actividad más divertida que una manualidad para niños?

Si no sabéis cómo entretener a vuestros hijos durante su tiempo libre, hoy os traemos una idea fantástica: hacer una alfombra infantil llena de colores. Se trata de una manualidadmuy sencilla y cuando la terminéis tendréis una verdadera obra de arte para decorar la habitación infantil. ¿Os animáis?

Una alfombra infantil puede alegrar íntegramente una habitación. La buena noticia es que esta manualidad tejida os servirá también para decorar las paredes y no solamente para colocarla en el suelo.

Lo primero que debéis tener en cuenta es que podéis mezclar los colores y las texturas cómo más os guste para conseguir el diseño que tengáis en mente. Por este motivo, hacer una alfombra infantil tejida en estilo telar es una excelente actividad con niños: ¡es sumamente desestructurada!

Materiales necesarios para la alfombra infantil

  • Tijeras
  • 12 camisetas viejas (de esas que pensáis tirar a la basura), de diferentes colores
  • 1 aro de hula hula, de alrededor de 80cm (podéis elegir el tamaño que más os guste según dónde queráis colocar la alfombra)

Paso a paso para hacer una alfombra tejida

Primero, debéis cortar tiras de tela de alrededor de 2,5cm de ancho. Utilizad para esto la parte ancha de la camiseta, eliminando el borde inferior y deteneos en las mangas. Cuando cortéis, hacedlo de manera continua, logrando una larga tira de tela que incluya todo el contorno de la camiseta.

Para la base del tejido, necesitaréis 11 tiras, idealmente de tela del mismo color, pero si no os alcanza, no os preocupéis y utilizad otra camiseta, aunque sea de un color diferente. Así, os quedará más colorida y divertida la alfombra.

Para la trama, cortad por lo menos 50 tiras de camisetas de los colores que más os gusten, con el mismo procedimiento explicado anteriormente.

Alfombra niños casera

Cuando tengas todos los elementos cortados, es momento de poner manos a la obra. Coged entonces una de las tiras de base y colocadla a lo largo del aro como se observa en la primera foto. Luego, agregad y asegurad una segunda tira de manera perpendicular a la primera. Finalmente, id colocando las restantes tiras de base de manera entrecruzada, formando la base donde tejeréis vuestro diseño.

Coged dos tiras base de la parte superior del aro y juntadlas como se ve en la cuarta imagen. Esto creará un número impar de radios de la circunferencia que permitirá una variación del patrón de vuestra trama en cada nueva fila realizada.

Coged una tira de tela y aseguradla en el radio duplicado que mencionamos en el paso anterior enlazándola. Para ello, pasad la tira a través de las bases (siempre dejando en medio de ella el doble radio) y aseguradla pasando uno de sus extremos por medio del otro, de esta manera quedará trabada la tira y podréis comenzar el diseño (ver imagen 5).

Tejed vuestro diseño pasando la tira por arriba y por debajo de cada radio base de manera alternada formando una espiral. A medida que vayáis tejiendo, empujad el material hacia el centro de la trama y ajustad suavemente, sin exagerar ya que si la trama queda demasiado apretada la alfombra presentará protuberancias o curvas. Cuando lleguéis al final de la primera tira, añadid una nueva pasándola a través de la primera y luego de sí misma (foto 6).

alfombra para niños

Cuando vuestra alfombra tenga alrededor de 8 centímetros de trama, comenzad a tratar cada base como dos tiras individuales en lugar de como una sola. Para ello, pasad la tira de la trama por arriba y por debajo de cada base. Veréis que se duplica el número de radios y así también, la estructura del proyecto.

Al llegar al radio doble, lo separáis y lo tratáis como dos radios diferentes para mantener el número impar de radios de la urdimbre. Continuad tejiendo hasta que estéis a no menos de 20cm del borde del aro. En ese momento, cortad la tira con la que estéis trabajando y atad los extremos a una tira base.

Luego, cortad cada tira base de la urdimbre y atad los extremos en torno a la trama. Podéis dejar los nudos a la vista como una terminación desestructurada o podéis esconderlos dentro de la alfombra.

Ya tenéis una alfombra infantil tejida. ¿Os gusta la idea? Si la hacéis, contadnos cómo os ha quedado.

Vía: Familyfun

Autor entrada: ritru

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *